AMC ha adoptado una nueva tecnología destinada a prevenir que sus series originales sean consumidas por espectadores que pirateen los episodios antes de ser emitidos en televisión.

La compañía de cable está incorporando marcas de agua digitales en los episodios de dichas series, tales como The Walking Dead, Better Call Saul y Humans en sus instalaciones de producción y distribución de Nueva York, usando un sistema desarrollado por la empresa Civolution’s NexGuard. Si el contenido original de AMC aparece en estos sitiso de piratería, las marcas de agua permiten a la compañía rastrear la fuente de origen de las copias ilegales.

Este nuevo sistema no previente realmente que los contenidos en vídeo sean copiados de manera no autorizada y compartidos en Internet. Así que el mecanismo de marcas de agua digitales sirve en un principio para reducir las oportunidades de que una serie se filtre en manos de las distribuidoras y las empresas subcontratadas, quienes realizan servicios de post-producción (aplicar el doblaje, por ejemplo). Con esta herramienta se puede determinar quién es el responsable.

«Es de suma importancia para nosotros proteger nuestros activos cuando son más valiosos», ha declarado Steve Pontillo, director de tecnología de AMC. «Estas medidas de seguirdad son un poderoso elemento de disuasión contra la piratería y protege nuestros beneficios y los de nuestros socios de distribución». Este mecanismo podría mitigar filtraciones anteriores a la emisión de los episodios, los cuales han afectado antes a distintas cadenas. Sin embargo, nada garantiza que piratas informáticos puedan compartir los episodios en la web una vez que estos sean emitidos.

The Walking Dead se ha mantenido constantemente en la lista de series más pirateadas. Esta serie se encuentra en su sexta temporada, emitiendo nuevos episodios cada domingo a través de AMC.