Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Anualmente se conmemora el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, con el fin de posicionar, reflexionar y denunciar, todas las formas de violencia que sufren las mujeres a lo largo de sus vidas, en los espacios públicos y privados y; además, reclamar políticas en todos los países para su erradicación.

La violencia contra las mujeres, en todas sus formas: física, sexual y emocional, se ha convertido en un problema estructural cuyo origen se encuentra en la falta de equidad en las relaciones entre hombres y mujeres  y se ha convertido en  un problema social que no se circunscribe a una cultura, región o país específico, ni sus manifestaciones lesionan únicamente  a grupos específicos de mujeres.

Datos de Violencia contra las mujeres en Costa Rica

Violencia Domestica: Según datos del Observatorio de Violencia de genero contra las mujeres y acceso a la justicia, entre el 1° de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2020, fueron solicitadas un total de 341,382 medidas de protección, para un promedio de 186 medidas de protección por día. En la mayoría de los casos, son mujeres las que solicitan la protección en contra de hombres (pareja sentimental, cónyuge, hermano, padre, tío, abuelo, novio, primo, entre otros)

Violencia Sexual: Las violaciones sexuales aumentaron en un 11% durante el primer semestre del 2021 en comparación al mismo periodo del 2020, el 88% de las víctimas de estos actos, son mujeres

Feminicidios: En 2021, al 19 de octubre, de un total de 50 muertes violentas de mujeres ocurridas, se habían registrado 10 femicidios (7 art. 21 Ley de Penalización de Violencia contra las Mujeres y 3 femicidios ampliados); y 7 homicidios pero que no son femicidios, según la clasificación de la Subcomisión Interinstitucional de Prevención del Femicidio

Proyecto Eva Universidad Latina de Costa Rica

Se ha planteado el proyecto Eva, como una iniciativa para detectar y prevenir la violencia de género en todas sus formas y manifestaciones.  Para tal efecto, contempla un proceso de capacitación a las personas docentes, para que puedan constituirse en aliados en la detección temprana de signos y síntomas de manifestaciones de violencia contra la mujer.

Además, se desarrollan talleres para que las personas conozcan el ciclo de la violencia y puedan actuar para su prevención y erradicación.

En los casos en los que se presenten situaciones de violencia contra la mujeres, se forma parte de la red interinstitucional que canalice el apoyo y el acompañamiento a las mujeres que han vivido alguna de sus manifestaciones.