Costa Rica, 17 de enero del 2021.  Aunque el concepto de Cloud Computing se popularizó hace muchos años y son miles las empresas que lo usan a diario, el potencial de desarrollo que tiene es en realidad interesante y son precisamente las pequeñas y medianas empresas (Pymes) las que, hoy día, deben aprovechar sus bondades tecnológicas e iniciar su camino a la nube.

En el mundo corporativo, las grandes empresas tienen tiempo implementando soluciones asociadas a la nube, pues su aplicación las hace más eficientes y garantiza un ahorro en costos operativos.

Sin embargo, todavía es común ver que un gran número de empresas desconocen las tecnologías, plataformas y facilidades que brinda la computación en nube, así como un cierto temor al costo por inversión, sin tal vez entender completamente lo que implicará en el mediano plazo el ahorro precisamente en licencias y equipos.

A continuación, compartimos a detalle diversos conceptos asociados a la computación en la nube.

Tres tipos de Cloud para todo tipo de empresa. 

Las pymes pueden escoger el modelo de nube que mejor se adapte a sus necesidades y de acuerdo con las metas que cada compañía tenga.

“En el caso de la Nube Pública, que podría definirse como la más adecuada en sus inicios para una pequeña empresa sin mayor estructura tecnológica, ésta tiene por naturaleza brindar recursos, como aplicaciones y almacenamiento, a través de Internet”, explicó Kristian Sánchez, MD de Oracle Centroamérica.

Su ventaja más importante está en el ahorro de costos y en la permanencia operativa sin interrupciones. En este caso la Pyme o empresa que contrata el servicio no tiene por qué adquirir hardware o software y paga por el servicio que utiliza. Además, no necesita cubrir costos de mantenimiento, pues el proveedor se encarga de ello, así como también se encarga de brindar confiabilidad y que la empresa esté siempre disponible al mantener una red de servidores en funcionamiento.

Con la nube privada es un poco diferente. Según explica Kristian Sánchez, “en este caso las empresas disponen de su propia infraestructura y pueden tenerla en su empresa o alojarla en un tercero, pero su operación es exclusiva y no se comparte con otras empresas u organizaciones. Este tipo de Nube está ubicada en una Red privada y los recursos son exclusivos de la empresa”.

Algunas empresas prefieren las nubes privadas porque encuentran valor a tener el control y administración total de sus plataformas, en lugar de depender de un tercero. En muchos otros casos, las empresas tienen, además de su infraestructura en sus instalaciones, una réplica en un tercero para cubrir problemas imprevistos como desastres naturales, entre otros.

Las ventajas son muchas, pues además de personalizar recursos, administrar servicios y controlar el entorno, las empresas tienen la potestad de tomar decisiones con respecto a sus parámetros de negocios IT.

Por último, está la nube híbrida, que es una combinación de ambos mundos y su aplicación depende de las necesidades de la empresa. Con esta opción se combina lo mejor del concepto de Nube Pública con el de Nube Privada y se aplica cuando se pretende administrar con mayor dinamismo el negocio y, al mismo tiempo, con mayor flexibilidad y seguridad.

“En una nube híbrida, la empresa busca, por ejemplo, dejar en el entorno de nube pública las aplicaciones no críticas.  En las nubes híbridas, las empresas tienen la oportunidad de utilizar recursos de una u otra dependiendo las necesidades que tengan”, dijo el MD de Oracle Centroamérica.

Las ventajas que brinda la nube son varias, pero una de las más importantes es que las empresas pagan por lo que usan y se va adicionando funcionalidad a la nube a medida que se necesite.

La Pyme debe considerar al Cloud Computing como fundamental pues impulsa esquemas de colaboración y transformación de servicios, aplicaciones y gestión, ayuda a las empresas a potenciar sus capacidades de producción y gestión, así como facilita la velocidad con la que una empresa puede presentar un nuevo servicio o producto, entre otras muchas ventajas.

Un estudio de Oracle demuestra que la Nube se está volviendo en la primera opción de almacenamiento de datos para muchas organizaciones. El Oracle and KPMG Cloud Threat Report indica que el 50 % de las empresas norteamericanas que participaron en este estudio, tiene al menos 26% de todos sus datos almacenados en el sistema de nube para tenerlos más seguros.

El Cloud Computing es hoy día clave para impulsar el crecimiento de los negocios, independientemente de su tamaño y, en el caso específico de las PYMES, éstas deben asegurar su lugar en el proceso de innovación que están viviendo las organizaciones.