Edtech Colegium sigue creciendo y ahora llegó a Costa Ricax

Mucho antes de la crisis sanitaria cuando todavía no se hablaba de la educación digital, en el año 2000 Colegium vio la necesidad de desarrollar tecnologías educativas, de comunicaciones y recursos pedagógicos para acompañar a los colegios a dar el salto hacia la digitalización, convirtiéndose en pioneros de lo que hoy es una necesidad.

En la actualidad y con más de 20 años entregando soluciones a establecimientos educacionales ya están presentes en países de Latinoamérica y España y desde febrero, ampliaron sus servicios a Centroamérica con una nueva oficina en Costa Rica para seguir aportando al desafío de la educación 2.0 en el contexto de la pandemia.

La compañía forma parte del portafolio de la red global que apoya a emprendedores de alto impacto, Endeavor, que entre sus objetivos busca acompañar a las empresas en sus procesos de crecimiento y que desde este año abrió una nueva área dedicada exclusivamente a la internacionalización.

“Desde Endeavor hemos apoyado la expansión de Colegium, y esta nueva adquisición es un ejemplo que demuestra que las empresas chilenas pueden impactar en mercados internacionales y que desde el país nacen innovaciones de gran escala que están transformando al mundo”, aseguró la directora de Acceso a Mercados en Endeavor, Camila Correa.

Actualmente son siete emprendedores de Endeavor Chile que están presentes en Centroamérica, por lo que, según Correa, la expansión de Colegium es “una tremenda señal para abrirle las puertas a otros emprendedores nacionales que buscan ampliar sus fronteras a ese sector”.

Por su parte, el CEO de Colegium y emprendedor Endeavor, Ariel Gringaus asegura que tiene muchas expectativas con esta nueva oficina, ya que analizando el mercado y sus necesidades tiene la certeza de que será igual de productiva que el resto de los países en los que se encuentran.

“Nos llena de alegría seguir creciendo en medio de la contingencia. Nuestra meta va más allá de Hispanoamérica y poco a poco lograremos entregar #MásTiempoParaEducar a nivel mundial con herramientas de calidad”, afirmó Ariel Gringaus.

Además, aseguró que “la educación a diferencia de otros sectores ha tenido un desarrollo tecnológico lento, donde las diferencias de recursos dificultan aún más la modernización, pero si algo hemos aprendido en Colegium es que la tecnología es clave, y marcará la diferencia en cualquier establecimiento. Si hoy estamos ofreciendo cierta cantidad de servicios es probable que los próximos años vayamos cambiado, por que tenemos claro que nunca se puede dejar de innovar”.

En esa línea, el Country Manager de Colegium en Centroamérica, Rumay Cháves, expresó que esta es una gran oportunidad para todas las instituciones de la zona, ya que  esta herramienta es muy eficaz y  le va a dar mucho provecho a cada colegio y jardín.

“Todas las herramientas de Colegium y todos los módulos que tiene, que son módulos muy buenos, se adaptan a las necesidades que estamos teniendo en Costa Rica y Centroamérica, es más creo que sobrepasan todas las expectativas que tienen algunos colegios con las herramientas que actualmente están utilizando. Así que son soluciones muy válidas e interesantes para que los colegios las aprovechen al 100%”, dijo Rumay Cháves.

Transformación digital escolar en pandemia

Colegium presenta un ritmo de crecimiento de 2 dígitos durante los últimos años; sin embargo, durante el 2020 proyectaron un crecimiento acelerado de 15 veces en 7 años.

A diferencia de otras industrias la pandemia influyó positivamente y abrió los ojos a todos los que no le tomaban el peso al valor digital en la educación, evidenciándose un aumento importante en sus servicios.

Solo durante el primer semestre de 2020, la compañía aseguró haber aumentado un 415% en el envío de comunicaciones entre padres y docentes y el panorama para este 2021 puede ser mejor con esta nueva expansión. 

En definitiva, la compañía presente en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Uruguay, Paraguay y España, desde febrero también dice presente en Costa Rica, permitiendo con ello ampliar sus servicios a jardines infantiles y colegios en Centroamérica.