Industria del cine en Costa Rica estima pérdidas de más de ¢3mil millones y pide diálogo al Gobierno para reapertura de salas

826

San José, Costa Rica; 24 de abril del 2020. Desde que las autoridades el Ministerio de Salud y Caja Costarricense del Seguro Social anunciaron el primer caso de Covid-19 en nuestro país la industria del cine intensificó todas sus medidas sanitarias, sobrepasando los ya rigurosos procesos de limpieza y desinfección que las salas de cine de Costa Rica tienen para cumplir con los estándares internacionales.,

Asimismo, la industria adoptó de manera responsable e inmediata, la orden de operar al 50% de capacidad y luego el cierre completo de los complejos de cine en todo el territorio nacional.

Sin embargo, tomando en consideración que se suman casi 40 días de tener la industria detenida al 100% y que el impacto socioeconómico alcanzaría un desempleo en más de dos mil familias en el país; la Cámara de Distribuidores y Exhibidores Costarricenses (CADEC) solicita al Gobierno abrir un canal de diálogo, como lo ha hecho con otros sectores, para presentarles el plan de reapertura de sus operaciones.

Este plan, contempla con gran responsabilidad importantes medidas a nivel sanitario, lo cual, busca reactivar la estabilidad económica del negocio y por ende, de la reactivación económica nacional, ya que a la fecha se estiman pérdidas de más de 3 mil millones de colones.

Este plan desarrollado por la CADEC, industria artística, cultural y de entretenimiento ve de suma importancia la activación de una agenda paralela con el Gobierno Central, Autoridades de Salud y la creación de una mesa trabajo y acompañamiento para el proceso de reapertura de la industria en todas las salas de cine del país.

Según la CADEC es vital iniciar este proceso de diálogo, ya que el compromiso con Costa Rica es en todas las direcciones y por ende, se ratifica que como industria se cumplirán a cabalidad las medidas que aseguren la salud de todos nuestros colaboradores y clientes.

“Al mismo tiempo que nos comprometemos para asegurar la salud en nuestro sector,  requerimos de la ayuda del Gobierno para que nuestras empresas puedan sobreponerse a esta crisis global: flexibilizando las cargas tributarias; la carga impositiva de los boletos de cine que asciende más de 21.24% (la más alta de América y una de las más altas del mundo), el impuesto de la renta y el de remesas que asciende al 20%, debido al pago de propiedad intelectual internacional, aperturando el acceso a créditos con condiciones más favorables, analizando conjuntamente soluciones en pro del bienestar nacional” mencionó Ramón Iglesias, director ejecutivo de CADEC

Las pérdidas visualizadas en este periodo obedecen a que existen más de 160 salas de cine en el país y que representa a más de mil colaboradores directos, y más de 1.300 empleos indirectos. Además, de los encadenamientos que producen las empresas afiliadas a CADEC, donde tanto exhibidores, como distribuidores, crean más de 580 proveedores de industrias como: la alimenticia, tecnológica, logística, limpieza, servicios básicos, entre otros; que en total suman más de 22 categorías en promedio.

Es importante reconocer que, esta industria que, si bien se ha visto afectada en el Área Metropolitana por tener la mayor concentración de salas, no es de olvidar tiene un alcance nacional, y cuenta con cines en las zonas costeras, el interior del país como Tamarindo, Liberia, Playa Hermosa por mencionar unas de Guanacaste, en Grecia, San Ramón y Ciudad Quesada al Norte, Jacó en el Pacífico, Pérez Zeledón y hasta la frontera sur en Paso Canoas.

Pérdidas en detalle

Las pérdidas estimadas desde el impacto negativo del nuevo coronavirus y puntualmente desde el cierre anunciado por las autoridades y hasta la fecha se estima en más de 3 Mil Millones de colones en la industria que contempla las salas de cine o Exhibidores, como quienes se encargan de representar a los estudios en el país: Distribuidores, puntualmente la industria ha dejado de percibir ₡2,517,506,534 lo cual significa 828,965 admisiones o personas que van al cine en comparación con los periodos 2015-2019, además por concepto de confiterías las pérdidas ascienden a ₡1,258,753,267 lo que lleva a un total de  ₡3,776,259,801 cifra que vale mencionar seguirá en ascenso y no solo hasta que reabra la industria, si no se normalice la afluencia del público a las salas.

La CADEC además estima que, sus ventas luego del segundo semestre, se verán afectadas en más del 50% de lo que se estimaba, esto debido a que los estudios a nivel internacional estiman una disminución de sus estrenos, solo para este 2020 se han cancelado o pospuesto 22 estrenos entre los que destacaban películas importantes de estudios como Disney, Universal, Sony, Paramount, Warner entre otros.

Los aportes a nivel social de CADEC al país son de suma importancia, por lo que su operación es necesaria se vea con detalle y de manera urgente, ya que entre las empresas de la cámara se estima aportes de más de mil millones al seguro social sin dejar de lado  el invaluable aporte a la cultura, al desarrollo de la industria de cine local la cual venía en ascenso y siendo este una de las categorías de primera necesidad según la Organización Mundial de Salud.