Hernán Jiménez | Se despichó Tere — Show Completo

A partir de hoy, y por los próximos 15 días, mi último show Se Despichó Tere queda a su disposición en YouTube, totalmente gratis. Véanlo y disfrútenlo — creo que a todos nos cae bien un poco de distracción. Ojalá les ayude a recordar que somos capaces de reír, que la vida puede ser bien absurda, muy hermosa también, y que los miedos tan humanos que nos atraviesan ahorita son irónicamente parte de lo que nos une. Lo único que les pido a cambio, porfa porfa, es que lean el resto del mensaje, y lo compartan:

Esta crisis es seria — Quédense en casa si pueden, y en escuchen las recomendaciones de las autoridades. Lávense las manos como si acabaran de hundirlas en mierda. Y no se toquen la cara. Y ojo, si son jóvenes y no tienen síntomas de verdad, NO VAYAN A LOS HOSPITALES — se los dice un hipocondriaco. ¡Anoche tosí una vez y me senté a escribir mi testamento! Pero es importante no salir a menos que sea una emergencia. Los servicios de salud deben atender a quienes realmente lo necesitan.

  • Recuerden que cuidarse, quedarse en la casa, no estar en grupos grandes, y tomar precauciones son acciones SOLIDARIAS. Tiene poco que ver con nosotros mismos, y todo que ver con los DEMÁS. Se trata de no saturar la red de salud pública. Cuiden mucho a sus papás y sus abuelos, y por cierto, si los creen capaces de resistir mi vocabulario obsceno y cochino, compártanles el show para que se distraigan! Muchos están angustiados y les va a caer bien 🙂
  • Habrá quienes digan que no es momento de política. Pero recordemos que TODO en la vida es política. Y si algo hacen las crisis, es desnudar los aciertos y desaciertos de una sociedad. Sintámonos orgullosos de un país donde existe un sistema sólido y solidario de salud y servicios básicos, que entre todos llevamos décadas construyendo — con todo y los traspiés. Claro que hay deficiencias — somos un país pobre del que muchos buitres se aprovechan! Pero ante todo somos un país digno, que ha sabido defender lo que nos pertenece a TODAS y TODOS. No lo olvidemos cuando, pasada la crisis, vuelvan los cantos de sirena y sus vaqueros del mercado a convencernos de que todo se debe privatizar.
  • No olvidemos que, como casi todo lo malo en la vida, la crisis afecta de forma más dura y cruel a los que menos tienen. La verdadera ayuda debe venir del Estado, y aplaudo la respuesta seria y eficaz del gobierno, pero nuestros actos solidarios individuales también cuentan. Hagamos lo que esté a nuestro alcance por echarle una mano al que esté peor que nosotros, al que tenga más miedo, al que esté más desprotegido, al que de verdad no le alcance, al que esté más triste, o más aislado, o más solo.
  • Por último, yo me aferro al optimismo con furia. Vienen semanas, meses, años muy duros. Pero atravieso el temor y me convenzo de que algo bueno resultará de todo esto. Quizá, y esto es sólo una conjetura abstracta, seremos capaces de detenernos para hacer silencio y apreciar y acariciar un planeta maltratado, y entre todos, empezar a sanarlo. Como un gran acto de amor esculpido a millones de manos.

Lavadas 😉

Un gran abrazo, como los de antes…
Hernán