Lectura recomendada: Régimen Simplificado en el Cierre Fiscal

517

1.       Antecedentes del Régimen de Tributación de Tributación Simplificado:

Para entender este régimen se tiene que tomar en consideración la naturaleza jurídica y fiscal de su existencia, en primer lugar las tenemos que pueden pertenecer al régimen personas jurídicas y físicas que realicen actividades de industria, comercio y servicios, considerados de bajo impacto fiscal pero formalizadas dentro de las estructuras legales establecidas, en segundo lugar son empresarios o emprendedores que pueden realizar por si mismos el control de sus compras y el registro y pago de sus impuestos.

2.       Requisitos para ingresar y mantenerse en el Régimen de Tributación Simplificado:

Entre las condiciones más importante para ingresar y mantenerse en el  Régimen Simplificado encontramos:

A)      Actividades permitidas: El régimen está destinado a actividades productivas y comerciales de bajo impacto monetario, como bares, cantinas, sodas, restaurantes, comercio minorista (Pulperías, ferreterías, carnicerías, tiendas, licoreras y similares), fábricas artesanales de  barro, panaderías, de muebles, calzado, talleres de metales, transporte público en modalidad de taxis, pescadores y pequeños productores agrícolas.

B)      El monto de compras anuales no puede exceder de 150 salarios base o sea la suma de ¢ 66.930.000. (Año 2019)

C)      No superar el máximo de 5 empleados declarados en la CCSS.

D)      Los activos utilizados no pueden superar la suma de 350 salarios base  o sea la suma de ¢156.170.000.

E)      Cumplir y mantener otros requisitos específicos cuando se trate de actividades pesqueras, agrícolas o de transporte público en la modalidad de taxis.

Según el artículo 42 de la Ley 9635 de Fortalecimiento de las Finanzas Pública,  si una empresa está registrada en el sistema pero incumple algunos de estos puntos puede ser sujeto de reclasificación a los regímenes tradicionales, no pudiendo alegar ni oponerse a dicha reclasificación.

3.       Los impuestos a liquidar y las Tasas de pago dentro del Régimen de Tributación Simplificado:

Es de importancia saber que el Régimen Simplificado liquida los dos impuestos más tradicionales de nuestra economía, a saber el Impuesto sobre Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a las Utilidades (ISR), la diferencia sobre el régimen tradicional es que se liquidan sobre la base de las compras brutas de cada periodo trimestral, se considera un impuesto único y definitivo en el sentido que el contribuyente ya no tiene más responsabilidad fiscal sobre sus actividades empresariales, no debe presentar más declaraciones ni de carácter anual, ni trimestral ni mensual.

Las tasas sobre cada tipo de impuesto (IVA e ISR) son diferentes para cada sector de los indicados anteriormente, por ejemplo, los factores de algunas actividades son:

(Para consultar las tasas sobre su actividad consulte en https://www.hacienda.go.cr/contenido/14869-calculo-de-los-impuestos-del-regimen-de-tributacion-simplificada )

4.       Aspectos formales que debe cumplir el obligado tributario dentro del Régimen de Tributación Simplificado:

Los empresarios que se acojan a este régimen tienen que:

1)      Tener acceso a su cuenta del ATV (Administración Tributaria Virtual).

2)      Contar  talonarios de facturas en físico o  pre impresas, las facturas se deben emitir en dos supuestos importantes, el primero cuando  los contribuyentes así lo soliciten y obligadamente en los  montos de ventas superiores al 5% de un salario base o sea la suma de ¢22.310. (Año 2019)

3)      Emitir las facturas por montos brutos, no es necesario que se detalle el IVA en la factura. Se parte que su precio de venta es el precio total de sus compras incluyendo el IVA, más el margen de ganancia sobre ese total, por tanto no es necesario tal detalle.

4)      Llevar un auxiliar de compras del trimestre en el libro debidamente autorizado.

5)      Presentar y cancelar las dos declaraciones trimestrales que genera el régimen, la declaración del IVA y de la Renta, en los meses de marzo, junio, setiembre y diciembre de cada año y a más tardar el 15 día hábil de cerrado el trimestre.

5.       Ejemplo de Cálculo de los montos a liquidar entro del Régimen de Tributación Simplificado:

Se va a suponer que las compras trimestrales del empresario panaderías es la suma bruta de ¢ 1.000.000 de colones.

Las tasas según la tabla de hacienda son 0,02 para el IVA y 0,01 para ISR.

Con esa información el cálculo será:

El contribuyente dedicado a panadería y con compras brutas de ¢ 1.000.000 por un trimestre deberá cancelar la suma de ¢ 20.000 por el IVA y ¢ 10.000 por el ISR.

6.       Inquietudes generales sobre el Régimen de Tributación de Tributación Simplificado:

Es importante entender que el régimen simplificado está fuera de la obligación de la factura electrónica, por tanto es común que los contribuyentes planteen algunas inquietudes, indicamos las más relevantes:

a.        Qué hacer cuando se solicita factura y el negocio dice ser Régimen de Tributación Simplificado?

La pregunta es muy acertada desde el punto de vista de la validación de las compras del comprador de un bien o servicio bajo este régimen, de hecho fue un vació que se resolvió con los cambios del sistema de factura electrónica que empezó a regir a partir del 1 de julio del 2019 con la entrada en vigencia de la nueva ley.

Como se pudo apreciar el régimen exige la emisión de facturas autorizadas pre-impresas, por tanto, estas quedan fuera del sistema electrónico, al recibir una factura en físico de este régimen la  solución que aportó el Ministerio de Hacienda fue creando un nuevo tipo de factura electrónica en los sistemas de facturación, la llamada tipo factura de compra, en la cual el adquiriente de bienes y servicios proveniente del régimen puede digitar su factura para efectos de validación tributaria como costo o gasto.

b.      Estas facturas de Régimen de Tributación Simplificado aplican para gastos del negocio?

Siempre y cuando las facturas se registren como facturas de compra a partir del 1 de julio del 2019, si se pueden usar como costos y gastos, caso contrario no se pueden utilizar.

c.       ¿Están obligados a tener los negocios de Régimen de Tributación Simplificado facturas electrónicas?

No para nada, pero recomendamos hacerlo ya que al registrarse en un sistema puede utilizar la validación de compras necesarias para efectos tributarios, adicionalmente el sistema le dará el valor de sus compras y no ocupará más que bajar electrónicamente  los datos y llevar el libro de compras, eso le ahorrará mucho trabajo.

d.      ¿Un negocio de Régimen de Tributación Simplificado debe cobrar IVA?

No, no se debe cobrar porque el sistema no se basa en la venta-compra como en el régimen tradicional, ya este impuesto está incluido en el precio de venta.

7.       Conclusiones:

Indudablemente la pertenencia al Régimen de Tributación Simplificada puede generar ahorros en los montos fiscales, menores costos de procesos contables y la posibilidad de liquidar en forma única y definitiva el IVA y el ISR cada tres meses, estoy convencido y probado que en estos aspectos los contribuyente sienten un gran beneficio y se manifiestan en verdaderos ahorros pecuniarios para sus negocios.

Por otro lado la obligación de llevar un libro auxiliar de registro de las compras tiene un impacto en contrario al indicado de ahorrar tiempo y procesamiento de datos o facturas de compras, recomendamos a los empresarios por tanto utilizar un sistema de facturación electrónico con paquetes de precio muy accesibles y que pueden suplir la necesidad de llevar el control de sus compras en forma electrónica y automática.

Por Lic.  Jorge Araya Sánchez
Académico con Permanencia
Carrera de Contaduría Pública
Universidad Fidélitas