Estándar de cuenta IBAN, la nueva ruta de pago para Costa Rica

46

Costa Rica da un paso trascendental en la modernización de su sistema de pagos este 1° de agosto, con la implementación oficial del formato de cuenta IBAN (Número de Cuenta Bancario Internacional o International Bank Account Number, por sus siglas en inglés), una estructura estandarizada que identifica las cuentas de fondos, tanto a nivel nacional como internacional.

Actualmente, el número de cuenta propio definido por cada entidad financiera es muy diverso y varía en longitud y formato de una entidad a otra. Para las transacciones de pago entre entidades financieras se utiliza el estándar de Cuenta Cliente, conformado por 17 dígitos, pero al cambiar al nuevo estándar ambos esquemas (cuenta propia y cuenta cliente) pasarán a tener una estructura alfanumérica de 22 dígitos (cuenta IBAN).

La cuenta IBAN se obtiene de anteponer cinco caracteres a la Cuenta Cliente: los dos primeros correspondientes al código país (CR), seguido de códigos verificadores (dos dígitos calculados) y un cero (0). Con el IBAN, cada cliente bancario en Costa Rica tendrá una cuenta universal con un formato utilizado en casi 70 países –incluidos todos los del continente europeo–, con la cual se podrán realizar operaciones de pago dentro de un mismo banco; pagos entre dos bancos nacionales; y envío y recepción de dinero desde y hacia bancos internacionales.

El IBAN es un formato con más de 20 años de vigencia y lo promulgó el Comité Europeo de Estándares Bancarios. Además, el sistema cumple con la norma ISO-13616-1.

¿Cómo se realizó el cambio?

El cambio de números de cuenta actuales al IBAN se realizó en dos etapas. La primera de ellas finalizó en diciembre del 2017, luego de 2 años de trabajo, y consistió en el reemplazo de las cuentas clientes actuales por códigos IBAN, para todos los servicios de movilización de fondos en la relación de las casi 100 entidades conectadas al SINPE.

La segunda etapa se enfocó en el cambio que tenían que realizar las entidades financieras a lo interno de sus sistemas, para reemplazar las cuentas propias y cuentas clientes por la cuenta IBAN. Lo anterior, en cada uno de los canales bancarios (sitio web, banca móvil, cajeros automáticos y plataforma de servicios) que utilizan sus clientes.

Todas las entidades financieras del país ya han finalizado este trabajo, de modo que el siguiente paso es su puesta en marcha para que sea utilizado por los clientes. De esa manera, a partir del 1° de agosto de 2019, cada una de las entidades financieras iniciará, gradualmente, con el reemplazo hacia la cuenta IBAN en cada uno de sus canales bancarios.

Cada entidad lo hará a su propio ritmo, con un plazo máximo de dos meses, para poner en funcionamiento la cuenta IBAN en cada uno de los canales, por medio de los cuales atiende a sus clientes.

Gracias al esfuerzo de los participantes del SINPE, actualmente cualquier cliente puede obtener por sí mismo el dato de su cuenta IBAN, por los distintos medios ofrecidos por su entidad financiera: sitio web, estado de cuenta, impreso en su tarjeta de crédito o débito, impreso en las chequeras, banca móvil, plataforma de servicios, entre otros.

El Banco Central recuerda a todos los clientes del sistema financiero nacional que ninguna entidad llamará ni les enviará correos para solicitar información de las cuentas bancarias. Si esto ocurre, podría ser una estafa.

A su vez, el Banco Central de Costa Rica desea hacer un reconocimiento público a las entidades financieras y a las instituciones públicas conectadas al SINPE, por el gran esfuerzo e inversión realizada para culminar con éxito este proceso de más de 4 años, que le permitirá al país disponer de una estandarización a nivel nacional para todas las cuentas de fondos de los clientes.

Compartir
Comunicador y Diseñador Publicitario.