Ministerio de Educación elimina exámenes de Bachillerato y lo sustituye por nuevas pruebas.

Estudiantes de décimo año y quinto grado se someterán a evaluaciones nacionales en cuatro materias; desaparecerán las curvas.

0
173

El Ministerio de Educación eliminó la prueba de bachillerato como se ha conocido por los últimos 30 años. No será para estudiantes de último año de colegio, ni tampoco será excluvio de secundaria.

Tampoco se llamará bachillerato, sino Faro.

Este instrumento seguirá siendo obligatorio pero también los escolares se someterán a las evaluaciones, según anunció este miércoles el Ministerio de Educación Pública (MEP).

Lo realizarán en quinto grado de la escuela y décimo del colegio. En ambos casos, las evaluaciones serán en Matemáticas, Ciencias, Español y también se contempla Estudios Sociales, aunque esta última no se aplicará en el primer año de Faro en espera de un cambio en los programas de estudio.

Para los colegiales, la prueba de Ciencias incluirá contenidos de Biología, Química y Física; no como con bachillerato que los estudiantes tenían la opción de escoger una de esas ramas.

Otra diferencia es que, Español para secundaria no se dividirá en Redacción y Ortografía.

La prueba constará de ítemes de selección única, que se llenarán en un folleto.

Los estudiantes deben estar conscientes que con la llegada de Faro desaparecerán las llamadas curvas o puntos de apoyo que da el MEP, los cuales permitieron en el pasado aumentar aumentar la promoción de manera significativa.

La Nación publicó que solo 4 de cada 10 alumnos (el 40%) pasan bachillerato sin ayuda. Sin embargo, la situación se recrudeció en 2018 por la huelga y ese porcentaje bajó a 25%.

En 2017, la promoción en bachillerato en los colegios académicos fue de 66,53%.

Pablo Mena, director de Gestión de Calidad del MEP, considera que con Faro se impulsa pasar de un modelo de medición de contenidos, a un modelo de evaluación de las habilidades que el alumno adquirió durante su aprendizaje.

Estas pruebas, además, están ligadas con los programas de estudio, que pretenden privilegiar el análisis y la comprensión.

Aparte de las cuatro pruebas Faro, para obtener el bachillerato en educación media será requisito someterse a una evaluación de dominio de un idioma, puede ser Inglés, Francés, Italiano o Mandarín. Dependerá de las lenguas que se impartan en el centro educativo y, entre esas, la que prefiera el alumno.

En esa evaluación el alumno no aprueba o reprueba, solo obtiene un indicador de su nivel, según el idioma seleccionado.

¿Cómo funcionará Faro?

El Fortalecimiento de Aprendizajes para la Renovación de Oportunidades, significado de las siglas FARO, se realizará penúltimo año de la primaria y de la secundaria, para que los alumnos tengan tiempo de superar sus debilidades. Por lo menos esa esa la idea del Ministerio.

Un aspecto fundamental de estos nuevos diagnósticos es que no tendrán una calificación mínima de aprobación, es decir, las pruebas Faro no se aprueban ni reprueban. Sin embargo, representarán el 40% de la nota final para pasar el último año de escuela o colegio.

El estudiante recibirá calificación para cada una de las cuatro materias a evaluar.

Para aprobar la primaria, por ejemplo, el alumno debe pasar todas las materias de sexto grado con una nota mínima de 65, y sacar una nota mínima, también de 60, en cada asignatura que se evaluó en Faro.

Ver nota completa en: La Nación