Real Madrid inició este 2019 con un pobre empate ante el Villarreal, que está luchando por no perder la categoría. El equipo conducido por Santiago Solari sufrió ante un rival de menor categoría y no aprovechó la ventaja con la que se fue al descanso. Karim Benzema y Raphael Varane gritaron para el elenco blanco mientras que Santi Cazorla convirtió para el conjunto amarillo.

A los 4 minutos, cuando el partido recién se armaba una buena jugada colectiva del local dejó a Santi Cazorla sólo por la izquierda. El español, se perfiló y desenfundó de derecha al palo más lejano para celebrar el 1-0.

La alegría le duró poco al equipo amarillo porque en la siguiente acción el conjunto visitante llegó al empate. Un centro desde la derecha de Lucas Vázquez a la cabeza de Karim Benzema fue suficiente para quebrar a la defensa y que el marcador se ponga 1 a 1.

El 2 a 1 llegó a los 20 minutos, de pelota parada. Raphael Varane saltó más alto que todos en el segundo palo y esquinó su cabezazo al segundo palo, imposible para el arquero Sergio Asenjo.

Finalmente el local llegó al empate gracias a un cabezazo de Cazorla, quien apareció sólo por el segundo palo ante la desesperada salida de Courtois que sigue sin convencer.

En el complemento, el Real Madrid fue un desastre. Sin la tenencia el balón ni precisión a la hora de crear un contragolpe, los de Solari padecieron los segundos 45 minutos.

La salida de Gareth Bale por lesión y el ingreso de Valverde por Modric no resultaron e hicieron crecer al Villarreal que mandó a la cancha a Carlos Bacca y a Manu Trigueros.

De esta manera, el Real Madrid se puso al día y en 17 jornadas disputadas está a 7 puntos del líder Barcelona y es superado además por el Atlético Madrid y el Sevilla. El domingo, recibirá al Real Sociedad en el Santiago Bernabéu.