El Gobierno de Nicaragua rechazó la ayuda que quería brindar el Cuerpo de Bomberos de Costa Rica en la atención de un incendio forestal en la Reserva Biológica Río Indio Maíz cerca del Río San Juan.

El Viceministro de Gobernación de ese país, Luis Cañas, le “agradeció” al país toda la ayuda pero dijo que no era necesaria.

“El ejército nicaragüense incorporó más efectivos a las labores del control del fuego, por lo que ya no es necesaria la ayuda costarricense”, expresó el comunicado.

En total 40 bomberos costarricenses llegaron a Peñas Blancas en unos 10 carros, pero tuvieron que devolverse.

El incendio ha consumido más de 4.000 hectáreas de bosque primario y secundario.

Se trata de una zona protegida de más de 3 mil km2 que bordea el Río San Juan y el hogar de decenas de especies de animales y una rica flora.

Ante esta situación, los bomberos costarricenses se mantienen a la orden y en la mejor disposición de ayudar en el momento que se les requiera, informó el Cuerpo de Bomberos.

El anuncio de que cuadrillas de bomberos costarricenses acudirían a la vecina nación desataron mensajes de agradecimiento en ese país.

“Gracias hermanos ticos”, “en los momentos difíciles los ticos están para ayudarnos” y “No dejemos que un gobierno corrupto nos ciegue y ponga contra Costa Rica” son algunos de los mensajes que se leen en el sitio 100% Noticias.​

También en este medio son numerosos los mensajes que critican a Ortega y sus funcionarios, quienes tras siete días de emergencia y no han solicitado ayuda internacional.

Incluso lamentan que las brigadas del Ejército desplegadas allí tratan de apagar las llamas “con casi rudimentarios métodos artesanales” y no con equipo especializado, informó La Prensa.

No han faltado los mensajes suspicaces de quienes aseguran que el incendio en la reserva fue provocado.

Esto para beneficiar los intereses de Ortega de cara a la posible construcción de un canal interoceánico, y cuyo principal escollo es precisamente esa zona boscosa.

Fuente: Teletica