‘Shrek’: 5 bromas para adultos que quizás no viste cuando eras niño

Es probable que, volviendo a ver alguna de las películas de tu infancia, te haya hecho gracia una broma que siempre había estado ahí pero de la que nunca te habías dado cuenta. Ocurre en todos los filmes infantiles y es que los guionistas tienen más sentido del humor del que pensamos. Ya repasamos algunos chistes de películas Disney y otras series y películas para niños que no están dirigidos a todos los públicos y ahora nos fijamos en Shrek.

La película del ogro de Universal Pictures tenía un tono más adulto que otras animaciones, pero quizás estas bromas pasaron desapercibidas para ti. ¡Conócelas!

Shrek
El tamaño de Lord Farquaad
Cuando Shrek y Burro llegan al castillo de Lord Farquaad por primera vez, el ogro no puede evitar hacer una broma sobre el gran tamaño de la torre: «¿Crees que está intentando compensar algo?». Al parecer, los animadores diseñaron todos los elementos del castillo con forma angular -nada de curvas- para potenciar su figura como villano.


F*** Wad
Aunque en este caso se trata de un juego de palabras que en español no tiene traducción, no deja de ser curioso. Si lo pronuncias en voz alta, Lord Farquaad suena casi igual que «Fuck» y «Wad» («Jodido tapón» en español).


Robin Hood
Cuando Fiona va con Shrek y Burro por el bosque, el grupo se encuentra con Robin Hood y éste canta una canción para presentarse. En la versión en latino, una de las frases que entonan es: «Como noble y bellas, dispuesto a luchar…y después con ellas se quiere acos… tumbrar!». Una referencia a su condición de rompecorazones.


La bienvenida a Duloc
Cuando Shrek y Burro llegan a Duloc, una de las primeras cosas que ven es la canción de bienvenida de los muñecos. En cierto momento, -en la versión en castellano- los muñecos dicen «No me seas tan mulo, nunca enseñes tu c…ara» justo cuando se agachan para enseñar el trasero. La expresión de sus caras hace la escena más divertida.


El momento íntimo
En cierto momento, Lord Farquaad tiene que elegir princesa y el Espejo Mágico le presenta a varias candidatas, lo que es una de las grandes escenas de la película. Momentos después, el señor feudal vuelve a pedir al Espejo Mágico que le enseñe a Fiona, la cual había elegido, cuando se encuentra en su cama. A juzgar por la cara disgustada del Espejo y por la mirada del Lord hacia la sábana, Farquaad se ha «animado» con la imagen.

Fuente: Sensacine