Nombrado nuevo técnico de selección de playa

Federico Benavides Céspedes fue nombrado por la Comisión de Selecciones Nacionales y ratificado por el Comité Ejecutivo de la Federación Costarricense de Fútbol (FEDEFUTBOL) como el nuevo entrenador de la selección de Fútbol Playa.

Con toda la ilusión y con aspiraciones bastante altas llega a la Tricolor este vecino de Quebrada Ganado del cantón de Garabito, Puntarenas, de 56 años. En esta disciplina lleva casi nueve años y estuvo vinculado por todo este tiempo con el equipo de Punta Leona.

“Incursioné en el fútbol playa en el 2008 cuando don William León, el fundador del equipo de Punta Leona, me dejó y dos compañeros hablaron con la gerencia para que les ayudara con el equipo y me quedé hasta ahora que me hicieron la oferta para dirigir a la Selección”, dijo Benavides.

El nuevo seleccionador nacional acumula tres campeonatos en la Liga de Fútbol Playa con Punta Leona, así como otros torneos como el de la Virgen del Mar, Juegos Cantonales de Garabito, La Raza, entre otros. Ahora como entrenador de la Selección de Costa Rica las aspiraciones son más altas.

“Es emocionante y muy bonito, espero representar de buena manera al país. Vamos a trabajar fuerte para ganar los torneos en los que participaremos y así clasificar al Mundial”, agregó.

PlayaBenavides se ha preparado con los grandes representantes a nivel mundial de fútbol playa como por ejemplo Ramón Raya, seleccionador de México y Ramiro Amarelle, entrenador español quien ha dirigido al Barcelona.

En los próximos días el nuevo director técnico tendrá una reunión con el director de selecciones nacionales para terminar de definir la manera en cómo se trabajará de ahora en adelante.

“De momento la idea es entrenar los sábado en el Complejo de la Federación, también vamos a prepararnos en las playas y conforme se acerquen los torneos programar entrenamientos más continuos”, indicó.

Costa Rica ha tenido una destacada participación a nivel del área en esta disciplina. En el último Premundial de la CONCACAF se perdió la oportunidad de avanzar al Mundial de Bahamas, pero anteriormente había clasificado al Mundial de Portugal en el 2015.

La Tricolor actualmente ocupa el puesto 43 y el sexto de CONCACAF, según el ranquin mundial otorgado por Beach Soccer, el ente regulador de esta disciplina supervisado por FIFA.